30 noviembre 2016

Avery Kaye - Because you are mine

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This


No necesitaba una esposa.

Sí, me casé con una mujer que nunca conocí. Y consigo esto: ella es una ex-monja (afortunado, ¿verdad?). Pero le debo un favor a su hermano, que nunca podré pagar. Y así, estoy esperando a una prudente mojigata, estoy muy emocionado cuando regreso a casa después de haber estado en Qatar durante un año ...

Hasta que la veo.

Y la toco.

Y la pruebo.

Esta pequeña mujer (con un cuerpo construido para el pecado) no es la hermana Mary Grace que estaba esperando. De repente tener una esposa no es tan malo. Puede que se haya refugiado en un convento desde que cumplió dieciocho años. Puede ser inocente e inexperta. Pero eso es bueno. Porque eso significa que soy el único hombre que llegara a enseñarle las pecaminosas delicias del deseo.


Gracias a SDB



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada