06 noviembre 2016

Liz Fielding - Un marido de ensueño

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This


Stacey estaba bien sola. El problema era que sus dos hijas querían un padre y habían decidido que fuera Nash Gallagher.

Nash era estupendo con las niñas y, además, besaba maravillosamente. Pero hacía falta mucho más que unos labios sugerentes para que Stacey se casara de nuevo. En esa ocasión, quería un marido en quien pudiera confiar y Nash no era lo que parecía ser...




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada