29 noviembre 2016

Sunniva Dee - Dodging trains

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This


Cuando tenía doce años un extraño en la estación de trenes me enseñó el significado de lo feo. Abusó de mí y amenazó con matar a mi familia si lo contaba.

Me quedé en silencio, y la fealdad aumentó.

Ahora, esa palabra rueda como fragmentos de una película en mi cabeza. Lo único que he hecho desde que mi mejor amigo, Keyon Arias, se fue del pueblo fue cimentar lo fea que soy. Fea en el interior; muy profundo en mi corazón. En el exterior… soy una Zorra. Les muestro sonrisas a los hombres y los hago gemir con el placer que controlo.

Ellos no. Nunca ellos.

Después de cinco años de estar lejos, mi hermoso chico ha vuelto al pueblo para el baile de máscaras de su padre. Él es diferente. Fuertes músculos reemplazan la piel y los huesos de su cuerpo una vez infantil. La única cosa que sin embargo no ha cambiado: la mirada asesina en sus ojos cuando acaba con sus oponentes. En el cuadrilátero, veo al niño intimidado, adulto, dominando en formas que no pudo en la secundaria.

Es el hijo del alcalde. El luchador de la MMA en crecimiento. El hermoso.

No soy la Paislee Cain de antes, no soy la chica dulce que una vez conoció, la cual espantó a sus bravucones. Soy la zorra del pueblo. La chica sucia cuya vergüenza jamás desaparecerá sin importar cuantos hombres usara. Él odiaría en lo que me he convertido.

Porque lo hermoso jamás puede amar a lo feo.


Gracias a SB




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada