06 febrero 2017

Barbara Cartland - La bruja blanca

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This


El Duque de Mortlyn, recién heredero del título, piensa que es muy extraño que muchos de sus servidores le sugieran que la hija del difunto párroco, Selma, sea cambiada a “El Palomar” para desocupar la vicaría que el nuevo párroco necesitará. 

Sólo cuando el duque es atendido por Selma y él se da cuenta de sus amplios conocimientos sobre hierbas curativas, comprende que “El Palomar”, con su antiguo jardín de hierbas, es en verdad el lugar adecuado para ella. 

Son precisamente esos conocimientos de Selma lo que salvan al duque y a su sobrino Oliver de ser asesinados por su primo Giles. 

Y al recurrir éste a medios criminales más desesperados y diabólicos en su intento de asesinato, el duque es salvado definitivamente. Para entonces, sin embargo, ya había perdido el corazón. 





0 comentarios:

Publicar un comentario