19 julio 2017

Lorena S. Gimeno - Sagita

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This


Calificación:

¿Quién le iba a decir a Silvia que tener un padre obsesionado con la supervivencia le serviría de algo algún día?

Una noche, en una fiesta, Silvia es obligada a jugar al juego de la Caperucita, siendo perseguida por un lobo mientras el resto de asistentes de la fiesta son devorados vivos.

Por suerte para ella, Silvia sabe hacer algo más que correr y esconderse, y lo va a demostrar con su ballesta de cazas jabalíes.

(Novela corta de 55 páginas)




0 comentarios:

Publicar un comentario

Únete a nuestro grupo en Face