31 julio 2017

Marta Escudero - Libre

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This



A mis 23 años vivo encerrada en la pequeña prisión de mi “hogar”. A punto de terminar estudios de veterinaria, y aún así sintiéndome una prisionera en mi propia casa. “Mientras vivas bajo mi techo, harás lo que yo diga”, es la frase que repiten constantemente mis padres ante cualquier intento de tener un poco de libertad.

Es asfixiante cuanto menos. Pero todo cambia cuando un joven de 22 años, solo, se muda a la casa de enfrente. Terminando estudios de derecho para convertirse en abogado, actualmente se gana la vida escribiendo novelas de romance juvenil.

Es difícil no sentirse atraída por él. “Libre”, ya no solo de las cadenas de una familia, sino de la sociedad en si misma. Con una moto asomando en el garaje, una sonrisa torcida cada vez que saluda, y el sentimiento de que hace “lo que le da la gana, cuando le da la gana”, es realmente difícil no derretirse por él.

Así que cuando un día me invita a tomar un café no puedo evitar teniendo sexo con él entre sus sábanas. Y de ahí, la cosa solo pudo complicarse más…

Advertencia: Una novela romántica y erótica con dosis de contenido explícito




0 comentarios:

Publicar un comentario

Únete a nuestro grupo en Face