06 agosto 2017

Maribel Fernandez Cárcel - Serie Los Marqueses de El Piélago 02 - Las huellas del pasado

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This



El día de la unión entre Rafael y María Eugenia, en santo matrimonio, ha llegado. Isabel va a presenciar la escena sin que pueda hacer nada para evitarlo. Su debilidad física y moral, va en aumento. Las lágrimas no tardarán en aparecer en los ojos de Isabel resbalando por sus mejillas. De nuevo comprobará su sabor salado, ese que hace más amarga tu vida y sin esperanza alguna, Los recuerdos golpean su mente. Las escenas felices vividas junto Rafael, no tardarán en aparecer: el día que sus ojos se encontraron, por primera vez, en El Piélago, la escena del rio cuando ella sintió, los labios de él recorriendo su cuerpo. La Nochebuena en Vilches, cantando y tocando, los aguinaldos tan típicos del pueblo recorriendo sus calles hasta altas horas de la madrugada. El día quince de agosto, fiesta de la Virgen del Castillo, cuando él la invitó a bailar aquel pasadoble "Suspiros de España" Los recuerdos malos eran mejor olvidarlos… 
Pero ella, ese día, estaba allí, como una estatua. Viendo como el hombre al cual amaba, en poco tiempo, pertenecería a otra. Una mujer hermosa allí donde las hubiera, pero al mismo tiempo con una gran fortuna capaz de sacarle de aquella situación, económica en que sus padres, Los marqueses de El Piélago, se encontraban. Rafael era un buen hijo y como tal debía comportarse. El amor a sus padres y sobre todo a su madre, la señora marquesa, le llevaría allí hasta aquella ermita del cortijo para unir su vida a la de esa mujer, una de las más hermosas y poderosas de Andalucía. 
Isabel la única opción que tiene es volver al pueblo con su familia. El calor de los suyos será como un bálsamo para su alma dolorida, aunque más que dolorida, estaba desgarrada 
Pero la escena que presenciará Isabel, jamás se lo imaginaría, porque como decía su madre Aniceta: hija "La esperanza es lo último que se pierde" La vida se encarga de poner a cada uno en su sitio. Ella misma pone a cada individuo en el lugar en que le corresponde. 
Una nueva etapa comenzará en la vida de Isabel. Sonrisas y lágrimas le acompañaran durante ella. Continúa la historia de Isabel y Rafael.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Únete a nuestro grupo en Face